Ventajas en el establecimiento de contratos de calibración

Ana Sofía Padilla Alva

Los contratos de calibración son herramientas que sirven para establecer una relación cliente-proveedor en donde se busca trabajar por un periodo largo de tiempo y brindar servicios múltiples de calibración, aunque pueden incluir también servicios de ajuste, mantenimiento, verificación, calificación, caracterización, etc. Establecer este tipo de contratos trae consigo muchas ventajas como por ejemplo tiempos y precios preferenciales, mejor organización en agenda de servicios, reducción de penalizaciones para los laboratorios en auditorías, agilidad en pagos y facturación y muchos otros beneficios para ambas partes.

En el día a día del haber metrológico, siempre estamos buscando maneras de ofrecer mejores servicios para nuestros clientes, para que éstos puedan recibir más beneficios en cada servicio que se les brinda. Por eso en LACE buscamos estrategias que permitan gestionar de una manera más eficiente los servicios establecidos con cada cliente. Los contratos de calibración son una herramienta muy útil para agilizar los servicios de calibración contratados por el cliente hacia el laboratorio. Este artículo busca dar una explicación clara y concisa acerca de qué es un contrato de calibración, así como sus partes, pero sobre todo enfatizar las ventajas que trae consigo y porqué es de gran conveniencia su celebración.

¿Qué es un contrato de calibración?

Empecemos definiendo lo que significa el contrato de calibración. Un contrato de calibración es un documento formal que se establece entre dos partes, el laboratorio de calibración y el cliente cuando se busca mantener una relación de trabajo duradera debido a un gran volumen de equipos que requieren de un servicio de calibración, pudiendo ser también de ajuste, mantenimiento, verificación, calificación, caracterización, etc.

¿Qué conforma un contrato de calibración? Al ser un documento formal es importante que nuestros contratos de calibración siempre tengan una muy buena estructura, pues ahí es en donde se establecerán todas las cláusulas y condiciones puntuales para el cumplimiento de los servicios que se están contratando. Los contratos de calibración pueden venir en dos formatos, el primero sería que el cliente interesado, al tener una larga lista de equipos, la envíe al laboratorio de calibración y sobre esta se establezcan los precios, tiempos y demás condiciones del servicio. Por otro lado, está el contrato escrito que es de carácter un poco más formal, en este, de manera lineal se describen los términos y condiciones del contrato, incluyendo fechas, precios, puntos de calibración, duración del contrato, pagos y facturación, viáticos, recolecciones, cantidad de equipos, marcas, modelos, identificaciones y todos los datos que permitan el llevar a cabo el servicio de manera ágil y sencilla.

¿Y cuáles son las ventajas que conlleva?

Aunque a simple vista pueda parecer mucho trabajo y papeleo, el establecer contratos de calibración nos ahorrará mucho tiempo y agilizará todos los procesos. Pero no sólo esto, los contratos de calibración garantizan tiempos y precios preferenciales que se mantendrán por la vigencia del contrato , periodos de tiempo marcados y pre agendados que permiten ganar tiempo y asegurar que los clientes cuenten con sus equipos cuando los necesitan, sería el caso de auditorías, y sobre esta línea los clientes suelen reducir mucho sus costos en gastos de urgencia por servicios precipitados y se ven considerablemente reducidas las no conformidades por falta de equipos o calibraciones vencidas. Todos los puntos importantes dentro del contrato se establecen siempre de acuerdo con las necesidades de cada cliente, por lo que representa un servicio más personalizado y preferencial. También brinda al cliente un mejor sentido de organización con respecto a sus instrumentos de calibración. Es importante recalcar que estos contratos de calibración pueden ser cancelados en cualquier momento si no se cumplen los términos y condiciones establecidos en éste, y puede ser cancelado por ambas partes. Muchas veces los clientes tienen dudas en tener estos contratos por miedo a una mala experiencia y tener que cumplir con todo el periodo de tiempo al que se firmó en el contrato.

Conclusión

Los contratos de calibración son grandes herramientas para garantizar la calidad en el servicio y la atención personalizada a cada cliente. Y sin duda son una gran ventaja para ambas partes. Todavía existe mucha desconfianza y duda al establecer este tipo de contratos debido a malas experiencias, sin embargo, celebrar estos contratos con laboratorios de confianza que te garanticen la calidad es un gran paso para probarlos, recordando que siempre se pueden cancelar cuando exista una inconformidad en el servicio.

Si estás interesado en un contrato de calibración para tus equipos de medición en LACE podemos ayudarte.

No dudes en contactarnos:

55 5361 1185
55 5504 6793
cotiza@lacecalibracion.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.